Módulo 4

La Biblia

Teniendo en cuenta el vídeo de este módulo,  con el apoyo de la Biblia medita y responde las preguntas a continuación:

 

  1. En tus propias palabras ¿Qué es La Biblia?
  2. En tus propias palabras ¿Qué contiene La Biblia? Las promesas de Dios, los principios y leyes de Dios,
  3. ¿Por qué es importante leer y estudiar La Palabra de Dios?
  4. ¿Cuáles son algunas de las razones por las cuales debemos leer y estudiar Las Sagradas Escrituras? Llenarnos del conocimiento de Dios no solo del conocimiento humano, distinguir las enseñanzas verdaderas de las falsas,_
  5. Lee los siguientes versículos y medita: ¿por qué estas características o beneficios de la Biblia son valiosos en nuestra vida?

    Lucas 24: 13-27

    Juan 8:32

    Lucas 4:1-13

    Hebreos 4:12

    Salmos 119:105

    Juan 14:23

    Isaías 40:8

    Lucas 11:28

    Juan 8:31-32

    Salmos 119:114

    Proverbios 2:6

 

  1. Busca en tu Biblia y transcribe los pasajes bíblicos de

    Juan 5:39 y 2 Timoteo 3:16.
    Intenta memorizarlos para que no olvides su importante enseñanza. Medita en ellos.

Juan 5:39  

2 Timoteo 3:16

  1. Medita: ¿a qué crees que se refiere con “… no solo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” de Mateo 4:4 y “…recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas” de Santiago 1:21?

Es importante que leamos y meditemos (escudriñemos) La Palabra de Dios cada día, ya que esta es la base de nuestra fe y el principal alimento espiritual, que nos permite conocer a Dios y sus propósitos para nosotros. Recuerda entonces leerla diariamente con un corazón dispuesto a aprender. Te dejamos algunos tips para ese tiempo de escudriñar:

  1. Prepara un lugar y espacio adecuados para el tiempo de lectura y reflexión en La Palabra, para que sea un momento que te permita concentrarte y también disfrutar con Dios.

  2. Ora antes y después de, pidiendo a Dios que te ayude a concentrarte y a disponer tu corazón y finalmente para pedirle que te muestre lo que desea que aprendas y cómo ponerlo en práctica.

  3. Puedes leer un capítulo diario o más. Es ideal iniciar leyendo los evangelios, para conocer la historia y ejemplo de Jesús. Después puedes leer hechos y las demás epístolas del Nuevo Testamento. Luego puedes leer desde Génesis, todo el Antiguo Testamento. Lo importante es que puedas meditar en lo que lees y disponerte a lo que el Espíritu Santo quiere enseñarte. TODA LA ESCRITURA ES INSPIRADA POR DIOS, ASÍ QUE TODA ESTÁ ALLÍ CON UN PROPÓSITO, TODA ES REVELACIÓN VALIOSA Y NECESARIA.

Lo que no entiendas o no estés de acuerdo, ora y pídele a Dios discernimiento para poder entender cuál es su propósito. También puedes pedirnos apoyo ante cualquier inquietud.

  1. Puedes llevar tu estudio de La Biblia con tus propias estrategias de estudio con notas, resúmenes, post its, solo lectura y reflexión, etc. Lo importante es que puedas aprender y atesorar en tu corazón, poniendo en práctica en tu diario vivir.

  2. Puedes memorizarte algunos versículos en los que El Señor te haya hecho un énfasis especial. Aunque siempre recuerda que memorizar no se trata de que después recitaremos los versos como un mantra o agüero, superstición, etc., es para recordar las palabras que Dios quiere recordemos y para todas las utilidades que ya hemos aprendido (entendimiento, protección, etc.). Como familia a veces las hemos puesto en cartelitos y recordar las promesas o principios de Dios.

Fortalecimiento - El Caminar: