Dejar de pensar en mi ex pareja

como dejar de pensar en mi ex pareja

“Dejar de recordar a mi pareja es como detener un disco que nos enloquece”

 

 

Normalmente y de la manera menos productiva, empezamos a contarle nuestra situación todas las personas que podemos, logrando un pequeño instante de consuelo cada vez que lo contamos, porque logramos dejar de pensar en la Ex pareja, pero ahora no deja de hablar de él. 

 

 

Aparentemente he calmado la pensadera pero la realidad es que en la soledad de la noche esto ya no tiene el mismo efecto tranquilizador, pues los recuerdos vuelven, el dolor espanta el sueño y los pensamientos alimentan el insomnio.

Una estrategia para dejar de pensar en tu ex pareja....

Una estrategia muy útil y que tienes a la mano es tomar el control de tu mente ordenándote a ti mismo: “NO QUIERO pensar esto de nuevo”, «QUIERO DEJAR de pensar en mi pareja».

Pero esto debe ser inmediato, no puedes dejar que tu mente corra libremente «deambulando sin rumbo», porque entre más dejes que esto avance te puedes volver a quedar estancado en no dejar de pensar  la difícil situación.

 

Darte esta orden a ti mismo tampoco será algo fácil al principio, pero si empiezas a prestar atención acerca del momento en que este «disco» va a empezar a dar vueltas, puedes detenerlo antes de que avance.

Oración para dejar de pensar en tu ex pareja....

Otra manera de parar con este “disco de los malos recuerdos” es poniéndote a orar.

 

Pero pon atención: Orar no es ponernos a quejarnos ¡OJO con esto! pues la queja funciona de manera inversa a la oración y no produce FE ni ESPERANZA, solo desahoga la frustración pero no produce efectos positivos a largo plazo.

 

Mucha gente nos dice que se ponen a orar pero sienten que no les funciona. ¡Claro que no funciona! si vas a poner a sonar el “disco de los malos recuerdos” en tu boca haciendo de nuevo audible la situación, y convirtiéndola en palabras que van a terminar teniendo impacto negativo sobre tu vida y la de otros, ya que en tu dolor puedes declarar cosas negativas o pedir de forma errónea.

 

La oración es más para que recordemos quién es Dios y cuán grande y poderoso es para traer victoria a nuestras circunstancias y fortalecernos en nuestra debilidad. Cuando solo te quejas no lo estás exaltando a Él, sino a tu problema dándole un tamaño tan grande a la situación que incluso no te permite «ver» a Dios.

Toma un descanso

Recuerda que lo más importante no es acabar rápido, pues ya hemos tenido personas que se ven todo el material en 2 días, pero no realizan un proceso de reflexión y aprendizaje adecuados.

Este material solo sirve si meditas y haces tu lista personal de aspectos por mejorar o cambiar.

Alguien puede estar necesitando ayuda

Y puedes ayudarlo compartiendo

Nuestras redes